jueves, 27 de noviembre de 2008

A mi anonimo admirador

Como sabéis no suelo publicar comentarios de este blog que sean anónimos, a parte de suponer un acto de cobardía, me parece una falta de educación, ya que elude el dialogo y por lo tanto el entendimiento. Termino de ver que el pasado día 25 de octubre un "anónimo" me envió un comentario en respuesta a un articulo titulado pongamos que hablo de la Montaña de Romeu, publicado en la prensa local y en este blog el pasado mes de julio. Para que no se me pueda acusar de ocultismo paso a reproducir el comentario literal:
Imaginemos un hombre que no tiene ni idea de lo que escribe, informaté y luego opina (harinas cárnicas en mal estado neumáticos...)si supieras el daño que haces con éstos comentarios a un buen puñado de trabajadores... en fin, yo trabajo en Ferroland y veo los controles que les hacemos a las harinas cárnicas, a cada camión. A los neumáticos (triturados) sí,esos neumáticos abandonados que de vez en cuando, amontonados arden en algun solar, contaminando, contaminando como no contaminan en una combustión controlada (veo todos los días los analizadoresde las chimeneas). En fin escribo y seguramente ésto no lo lea nadie, pero puestos a imaginar imaginemos un mundo en el cual cada vez que cambiemos las ruedas al coche nos llevemos las usadas a casa, si compramos un pollo o un filete, nos llevaremos la parte que nos corresponda de la cabeza los cuernos... un mundo con las casas de madera no, que lío de madera no que talamos arboles...¿de la montaña Romeu? si está pelada si nadie se ha preocupado nunca de ella. En fin imaginemos un pueblo como tú lo quieres solo con funcionarios como tú y con camareros Y ahhora me llamas fascista. Alguien de izquierdas
Querido amigo anónimo, me vas a permitir que te conteste con un estilo Elena Francis, que seguro te va a encantar. En primer lugar te veo muy, pero que muy confundido, conozco perfectamente lo que hace la empresa en la que dices trabajar (permíteme que lo dude pero ante un comentario anónimo es mi única opción), evidentemente me imagino que los materiales que utilizais como combustible o como aditivos, se tratan con todas la medidas legales, ¡faltaría más! es una obligación, no una rogativa. Pero esto parece suponer que las emisiones de esta empresa son inocuas, algo totalmente falso lo dice la propia Conselleria de Territorio y Vivienda. No voy a entrar en por que nuestra ciudad tiene que pagar los excesos de la industria alimenticia, o por que nuestro gobierno autónomo quiere solucionar su incapacidad en la gestión de residuos, convirtiendo las cementeras en INCINERADORAS ENCUBIERTAS. Lo que si le voy a decir, es que yo no estoy contra ningún trabajador ni trabajadora, si sus jefes le han vendido ese cuento, tenga cuidado por que cualquier día le dirán que es culpa de Hugo Chávez que le congelen el salario, y usted se lo creerá. Decir que la Montaña de Romeu esta pelada, es que usted tiene algún problema de visión que yo no le voy a resolver. En fin querido amigo "Anónimo", como parece saber quien soy y a que me dedico, me imagino que también sabrá donde trabajo, así que tiene un café pagado que incluye una clase gratuita sobre la Montaña publica de Romeu. Ah! ni se me ocurriría llamarle fascista, me estimo mucho más al discrepante de lo que lo hace usted. Un saludo

3 comentarios:

Isidro dijo...

Como comentario a este post se me ocurría decir “A palabras necias,…”, pero resulta que la persona que ha realizado el comentario sin dar la cara no lo realiza desde la ignorancia, así que no lo diré, ni son necias porque realizarlo en el momento que no debe, me da la sensación que lo hace con mala intención. El comentario intenta simplemente ser destructivo, es decir, para machacar a alguien en lugar de intentar ayudar, lo cual normalmente hacen con los enemigos.

Hacer “…,oídos sordos.”, al comentario significaría no escuchar, hacer como si no se oyese nada, como si fuésemos sordos de verdad, pero a veces es muy difícil aguantar.

Asi que Señorita Francis, antes de que os afecten los comentarios negativos que pueda recibir, primero mire quién los hace y con qué intención, porque si son palabras necias es mejor hacer oídos sordos.

Se que puedes elegir mejor a tus enemigos (sorna).

Animo, más madera.

Miguel Angel Martin dijo...

Muchas gracias Isidro

Miguel Angel Martin dijo...

Gracias y el cafe esta pagado