martes, 17 de diciembre de 2013

Su negocio: nuestra pobreza

En el libro “Conversacions entre Arcadi Oliveres i Celestino Sánchez”, publicado hace unos meses por la Editorial Icaria, el Profesor de Economía de la UAB, plantea a su interlocutor, líder de los Iaioflautas catalanes y ex diputado del PSUC, algo tan claro como estremecedor, respecto a los objetivos del capitalismo y sus mutaciones: “El negocio, antes era fabricar coches, estimular el consumo con los créditos para poder comprar coches, y el beneficio era ese. Ahora, el sistema ha previsto que el negocio en Cataluña, España y Europa, sea otro, ahora el negocio es hacernos más pobres”. Algo con lo que no podría estar más de acuerdo. El capitalismo esta mutando y jamás volverá a ofrecernos su cara más amable, el pacto que supuso el Estado del Bienestar tras la II Guerra Mundial esta finiquitado. Ya no les interesa, los poderes financieros se han ido encargando de llenar su backstage de rehenes: la socialdemocracia; la sociedad civil; El interés general etc… lo que les ha permitido una posición privilegiada no solo en lo económico, sino en lo simbólico, que és lo más peligroso para nosotros ya que les ofrece la posibilidad de perdurar. Engañarnos, pensando que estamos viviendo una situación coyuntural, que todo esto pasara y volveremos a vivir como antes, es de una ingenuidad que no nos podemos permitir, ya que está en juego nuestro futuro y el de las generaciones venideras. Todo lo que está pasando obedece a una estrategia, a una voladura controlada, que aprovecha la crisis para ir adelantando faena y eliminar derechos sociales y laborales, así como limitar los derechos civiles. Transformándonos de ciudadanos a mano de obra consumidora. Para ello es necesario fomentar el miedo, aislarnos y desmovilizarnos; así con esa individualización cada día somos más débiles. Esta, su fortaleza, nos evidencia cual es su debilidad, por lo tanto lo colectivo, el interés general, la lucha es lo que más temen. La resignación nos lleva a su terreno y nos convierte en su negocio que no es otro que cada día vivamos peor. Quien lucha puede perder, pero si no luchas, ya has perdido. Lo importante es que la alternativa existe. 2014 debe ser el año del 99% de la población, ese si es un buen negocio. Salud.

Miguel Angel Martín

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Comedia finita est...

El PP va sin frenos
La oposición política en Valencia, sabe que asistimos al final del gobierno del PP; la gente de la calle también lo sabe, incluso en el PP lo saben. Todos dan por amortizado a Alberto Fabra, incluso él. Al igual que los clásicos griegos, conoce su destino. Lo único que ocurre es que a diferencia de las tragedias griegas, el final de Alberto no será ejemplarizante, ni épico, Alberto posiblemente ya haya labrado su futuro y este destinado a las más altas cotas de responsabilidad dentro del ambito público o quizás en algún consejo de administración de alguna empresa eléctrica. El tiempo lo dirá. Ya saben lo que dicen del Principio de Peter: “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel máximo de incompetencia: la nata sube hasta cortarse”, y Fabra tiene el listón muy alto.

Nada renace antes de que se acabe, esta máxima parece guiar a muchos delfines del PP, que ya están pensando en clave electoral, pero de cara a 2019. Saben que necesitan no gobernar la próxima legislatura si quieren regenerarse. Además prevén un hipotético y cortó gobierno bipartito o tripartito que les pondrá las cosas bastante fáciles para volver renacidos de sus turbias o toxicas cenizas. La situación económica en la que dejaran en la Generalitat en 2015,  hará que el futuro gobierno dedique muchos esfuerzos y energías en achicar el agua para evitar el naufragio, algo que el PP sabara aprovechar (Agua para todos; Que vienen los catalanes…..). Ya hemos comprobado los dobles discursos del PP cuando gobierna y cuando está en la oposición.

En las cocinas de PSPV, EU y Compromis, deberían tomar buena nota y comenzar a trabajar para prevé escenarios y actuaciones, y sobre todo para ponerse en la piel de lo que NO quieren la ciudadanía, que busca y necesita un cambio por una cuestión de supervivencia. La calle NO quiere un segundo Pacto del Pollo; la gente No quiere lo mismo que han tenido pero  con talante; No quieren iniciar aventuras identitarias; No están por instaurar la republica de los soviets en la primera semana de gobierno. La gente normal quiere soluciones diferentes y creativas fruto del trabajo y el esfuerzo, que pongan a las personas por encima de cualquier otro interés. Quieren que la izquierda se ponga los guantes y las botas de trabajo y nos saque de esta fosa séptica en la que nos ha metido los casi 20 años de gobiernos del partido popular. En el PV hay más de medio millon de personas desempleadas; pequeños empresarios; trabajadores de nuestro raquítico tejido industrial; de las administraciones públicas; de la educación; de la sanidad; de los servicios sociales, que necesitan sacar al PP del gobierno de todos. Y para eso necesitan a los mejores, con las mejores propuestas, no a los Apparátchik, ni a los más trepas o vividores de cada partido, eso ya lo hemos tenido. “Plauditi amicci, comedia finita est”


Miguel Ángel Martín


UNA CITA PARA LA REFLEXIÓN:

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales".

Bertolt Brecht

miércoles, 20 de noviembre de 2013

¿TE ACUERDAS?

La madre de Marco era emigrante
Estimado Jose Ignacio Goirigolzarri, el motivo de la presente es el de felicitarle por la campaña sobre planes de pensiones que está desarrollando el banco que usted preside. Por favor traslade la felicitación a su responsable de marketing. Me parece un inquietante acierto, utilizar los iconos de la infancia de mi generación, para recordarnos que es el momento de hacernos un plan de pensiones con su entidad, sobre todo en estos tiempos que el PP se empeña en cargarse el sistema público de pensiones. 

Quien le iba a decir a la Abeja Maya, a Vicky el Vikingo, al mismísimo mono Amedio o al propio Marco, que terminarían trabajando para un banco. Lo cierto es que los tres personajes representan la creatividad, el ingenio, la generosidad, el inconformismo, la solidaridad, la empatía, el esfuerzo y la perseverancia, todas ellas cualidades que no caracterizan precisamente a la banca internacional, y especialmente a la española. Vamos a dejar para el final el tema de las pensiones, y centrémonos en el tema de la memoria. 

Mire Sr Goirigolzarri, mi generación se acuerda de esos personajes y de muchas cosas más, nos acordamos que desde 1986 la Sanidad en España era universal, al igual que la educación, no gratuita por que la pagamos con nuestros impuestos, sino UNIVERSAL es decir un derecho de ciudadanía; nos acordamos de basar nuestras carreras en la meritocracia, por que era la forma de mejorar nuestro futuro con los único que teníamos, nuestro trabajo y nuestra capacidad; nos acordamos de todas aquellas privatizaciones de los 80 y 90 que iban a mejorar nuestras condiciones de vida debido a la libre competencia (las eléctricas, los hidrocarburos, telecomunicaciones, transportes públicos etc...); nos acordamos, porque ustedes nos lo recuerdan cada mes, de la hipoteca que tuvimos que hacer para acceder a un derechos como es la vivienda; Nos cabrea y enerva ver desalojar a familias de sus casas por una ley hipotecaria que solo les beneficia a ustedes y que los grandes partidos políticos son incapaces de cambiar. Tenemos un recuerdo más reciente de todo el dinero estafado a personas mayores con las preferentes, nuestro particular corralito patrio. Y de todo el dinero dedicado a rescatarles, que nunca recuperaremos unos 36.000 millones de euros y del resto que nos cuenta a todos en la columna del “debe”, como Deuda Pública. Creo que la jugada nos ha salido a cada familia por unos 12.800 euros. 

Añoramos aquella banca pública, la Caja Postal, donde cobrábamos nuestra Beca, caja que luego se convirtió en Argentaria y se privatizo, la adquirió el BBV y se convirtió en BBVA, entidad de la que usted se jubilo anticipadamente a los 55 años. Por cierto, si no me equivoco, con un salario de 3 millones de euros al año y unos 50 millones de euros de pensión. ¿Es así el plan de pensiones que nos ofrece Bankia? Porque si es así póngame dos y otro para Naranjito que veo que no lo han utilizado en la publicidad y del que también se acuerda mi generación (como ve, nosotros tampoco dejamos  tirado a nadie por un fracaso; vamos lo mismo que hacen ustedes con Rato). Por cierto, en todos estos planes de pensiones haganos un buen descuento, que los ciudadanos ya hemos puesto, para salvar la mala gestión de Bankia, unos 22.500 millones de euros y 7.500 millones en el Banco de Valencia.

Y que conste que para muchos de nosotros Marco era un cansino; Vicky un repelente y Maya cargantemente buena.


Miguel Angel Martín

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Saqueadores

Los Golfos Apandadores
Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”, así entendía George Orwell el periodismo. A la vista de esta definición, todos sabemos que en Canal 9 han convivido dos tipos de periodistas, los que hacían lo primero y fueron relegados a segundos canales o tareas indefinibles; y los que han hecho relaciones públicas y han sido la cara amable de sus comisarios políticos. Dicho lo dicho. El pasado martes la justicia declaraba nulo el ERE de Canal 9, destrozando los planes privatizadores de la Generalitat; y está, como buena institución dirigida por mediocres e ineptos, en lugar de buscar una solución razonable, ha preferido bajar la persiana de Canal 9, e irse con la “pelota” a casa, declarando el final de partido. Esa misma noche, el Vicepresidente José Ciscar, hablaba de la deuda del ente público, como si esta la hubiesen creado “les monleonetes”; omitiendo que desde que Zaplana llego a la presidencia de la Generalitat Valenciana en 1996, se pasan de 400 trabajadores a los 1800 actuales, y que al mismo tiempo se batieron récords externalizando la producción de programas que antes se hacían dentro de la casa, eso sí disparándose los costes (lección de brillante gestión nº1); Que se gastaron en diez años 460 millones en derechos del fútbol  ingresado solo 224 millones (lección de brillante gestión nº2); Que pagaron 22 millones por los derechos de la Formula 1, cuando lo retransmitía ya La Sexta (lección de brillante gestión nº3); Que se gastaron 11 millones de euros en la visita del Papa, de los que parece la trama Gürtel se llevo cruda una buena cantidad: Han reventado esta TV para ahora decirnos que es insostenible, no es la primera vez, lo están haciendo con todo lo público, tras el saqueo, los mismos, no pestañean diciendo que lo público no funciona. El Sr. Ciscar manifestó en su discurso que había que priorizar la Sanidad, la Educación y la Dependencia etc… frente a Canal 9. Me hubiese emocionado su arenga populista y mentirosa, si no conociese la cantidad de gente que ha muerto sin tener reconocida la dependencia, o los centros ocupacionales a los que se les adeudan millones, o la cantidad de dinero que deben al colegio donde estudian mis hijas desde hace años, o los recortes en Sanidad que están poniendo en peligro la vida de muchas personas. Y mientras, el actual jefe de esta banda, se auto proclama candidato de su partido en una jornada de diputados y senadores populares valencianos a la que solo faltó colgar unas ristras de bananas a cada lado del escenario. Ahora entiendo la importancia de Wert en todo este circo. Si esto les funciona dentro de veinte años nuestras plazas estarán llenas de estatuas ecuestres de este siniestro personaje, eso sí, no me pregunten quien estará arriba.



Miguel Angel Martín

jueves, 24 de octubre de 2013

Cobayas

El Roto
Mi admirado Andrés Rábago, “El Roto”, no se ha conformado con hacernos comprender diariamente y a golpe de viñeta como desde las finanzas, los poderosos dictan a la política como debe estafarnos el presente y robarnos el futuro. Sino que ha sido capaz, en la presentación de su última recopilación de dibujos “A cada uno lo suyo”,  de dejar una serie de píldoras casi más incisivas y audaces que sus viñetas, algo verdaderamente complicado. El Roto ha manifestado que España está sirviendo de laboratorio y los ciudadanos de cobayas de un experimento a gran escala”, algo en lo que no podría estar más de acuerdo. Desde el año 2010 nuestros gobernantes han aplicado la Doctrina del Shock que diría Naomi Klein, aprovechando nuestro desconcierto y aumentando nuestro miedo hasta niveles que nos paraliza ante el robo diario de derechos sociales. La pasada semana el investigador y profesor de Sociología de la UNED, Domingo Comas, en una conferencia impartida en la Universitat de Valencia, ya hablaba del periodo comprendido entre 2011 y la actualidad como Periodo Postdemocrático, fijando el inicio de este periodo en agosto de 2011. Justo en el momento que PSOE y PP se pusieron de acuerdo para, en una semana, modificar la Constitución, en concreto el artículo 135, añadiendo una cláusula que se esta poniendo de moda, y que como si de una cuestión menor se tratase, consagra que es prioritario pagar las deuda pública al gasto social, eso sí, antes nos metieron todo el rescate bancario como deuda pública. Como es potestativo en toda reforma, los Diputados del PP y PSOE (solo el 10% de la cámara puede solicitarlo formalmente), renunciaron a someter a Referéndum esta reforma. Reforma que da rango de norma constitucional a los recortes sociales, tal y como reclamaba el poder financiero global. El PP con esta reforma da un paso más hacia un neoliberalismo económico radical que forma parte de su ADN; el problema lo tiene el PSOE, y no lo digo solo porque Zapatero haya escrito un libro, sino porque no se sabe muy bien a quien quiere parecerse. Iniciamos un camino, si no lo remediamos, muy complicado para la igualdad, la justicia social y la libertad. Y estos “gobernantillos”, como diría el Roto, es imposible que nos saquen de esta porque su “torpeza forma parte de su naturaleza”.


Miguel Angel Martín

martes, 8 de octubre de 2013

Autonomía fallida

En los últimos tiempos es habitual oír en los medios de comunicación el concepto “Estado Fallido”, sobre todo cuando se dan informaciones relacionadas con países del cuerno de África, Somalia, Mali etc. Al parecer un Estado Fallido se caracteriza por un fracaso social, político y económico. Dentro de un Estado con un gobierno tan débil o ineficaz, que tiene poco control sobre su territorio, y que es incapaz de proveer a sus ciudadanos de servicios básicos, con altos niveles de corrupción, una marcada degradación económica, una burocracia impenetrable y una justicia ineficaz. Si esto lo aplicamos a la Comunidad Valenciana creo sincera y tristemente que estamos ante una AUTONOMIA FALLIDA. Quizás la principal diferencia entre el País Valencia y Yemen sea que en nuestras costas solo hay medusas y no piratas. Nosotros, a los segundos, hace tiempo que los elegimos para dirigir nuestras instituciones de autogobierno, además de manera consciente. En caso contrario no se entendería que a unos tipos que desde el año 1995 han dilapidado todo el crédito de una administración, renueven la confianza de una ciudadanía cada vez más apática y desencantada. El PP no se ha conformado con basar el desarrollo económico del País Valencia en un modelo basado casi únicamente en la construcción y el ladrillo; sino que ha derrochado a espuertas el dinero público, el mío y el suyo, en fastos innecesarios más propios del Egipto de los faraones que del gobierno de un país moderno y democrático. Solo hay que recordar algunas cifras: Aeropuerto de Castellón, el del “abuelito” Fabra: 150 millones de euros; El Ágora de la Ciudad de la Ciencias, si esa que una vez construida no sabían para que utilizarla: 90 millones de euros; La maqueta de las Torres de Calatrava: 12´2 millones de euros (si ha leído bien más de dos mil quinientos millones de pesetas por una maqueta); Centro de Convenciones de Castellón: 2´7 millones la maqueta; Formula 1 en 2012: 40 millones; La Universidad Internacional de Valencia: 34 millones (la han vendido al grupo Planeta por 4 millones). Para que se hagan una idea construir un Hospital cuesta 27 millones de euros. Está claro que somos un “Estado Fallido” al más puro estilo africano, en Yemen están luchando contra los piratas, aquí seguimos cantando “Ron, ron la botella de ron……” y el Molt Honorable John Silver el Largo hace fracking” por el foro. Y mientras, la justicia valenciana archiva denuncias argumentando que no existe la figura delictiva de derroche de dinero público. “La vida pirata es la vida mejor……”

Miguel Angel Martín

miércoles, 25 de septiembre de 2013

El Ministro de la Luz

Nueva subida electrica
En mi casa al Ministro Jose Manuel Soria, ese que parece el hermano mayor de Aznar si en total fuesen cuatro hermanos y se apellidasen Dalton, a ese Ministro preferimos llamarlo EL MINISTRO DE LA LUZ, lo llamamos así para entendernos, y cada vez que sale en el telediario instintivamente apagamos la luz, para ahorrar, y la tele para no oírlo. No obstante ha sido inevitable conocer, que en octubre sube por cuarta vez en 2013, el recibo de la luz. ¿Ahora entienden por qué le llamamos así, verdad? Hace tiempo que el Ministro de Industria, parece que solo sirve para subir el recibo eléctrico y comentar el número de alemanes que vienen a disfrutar de nuestro sol en agosto. Extraña contradicción cuando ha sido el Ministro que se ha cargado las renovables y en especial la generación de energía solar. Pero volviendo al Ministro, escuchaba esta mañana unas declaraciones suyas en las que decía sin rubor, que si el estado intervenía en las eléctricas, eso provocaría distorsiones en el mercado…… Uno ya peina varias canas, y todavía recuerda cuando se privatizaron las eléctricas, y se repetía la canción esa de “El mercado será beneficioso para el consumidor, ya que la competencia abaratara los precios”, ¿a que les suena?, es normal se ha repetido con los hidrocarburos (Campsa), las telecomunicaciones (Telefónica) y en definitiva siempre que se privatiza una empresa pública estratégica. Luego la realidad es muy distinta, nos les voy a contar nada que no sepan del recibo del teléfono o de la luz. 

En el caso de las eléctricas, su privatización comenzó en 1988 con el 25% de ENDESA y se culmino en 1997 con el resto. Es decir que lo empezó Felipe Gonzalez y lo culmino Jose Maria Aznar. Ambos están ahora en consejos de administración de empresas eléctricas, junto a una “pléyade” de ex cargos públicos, y no parece que sea para vigilar nuestros intereses. Lo cierto es que desde que comenzó la crisis el recibo ha subido un 63´5%. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha manifestado que la factura eléctrica media en España ronda ya los 800 euros. Según las estadísticas de Eurostat, los precios medios pagados por los clientes domésticos españoles (en céntimos/kWh) eran los terceros más caros de Europa, solo por detrás de dos islas, Malta y Chipre. Parece evidente que los intereses de la industria son lo primero para este gobierno igual que lo fueron para el anterior. A este paso, intuyo que no será necesario que les diga en que sector creo yo que desarrollara Jose Manuel Soria su actividad profesional cuando deje de ser ministro…. Al tiempo. El ultimo que apague la luz.


Miguel Angel Martín

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Donde dije digo, digo Diego…

Dicho y Hecho
Estamos en septiembre y es evidente que la crisis ha llegado también a los coleccionables. Apenas hay solo unos cientos de estos típicos productos editoriales que mezclan nuestro amor por lo kitsch y nuestro irrefrenable deseo de acumular inutilidades. Algo parecido ha debido pensar quien diseño la Escuela de Verano del PP en Gandia de la pasada semana. Pero antes de entrar en materia, una duda. ¿Una escuela de verano no se debería hacer cuando uno está de vacaciones? Que pillines son estos peperos, como saben alargar el verano…… A no ser claro que ellos hagan como mi hija de tres años: una entrada progresiva para evitar traumas (por cierto, y me sigo alejando del tema, mi hija sigue en los barracones que inauguro su hermana de 9 años). Vuelvo a Gandia PPShore. El PP se presento en Gandia bajo el lema “Dicho y Hecho”; primeras risas. Hubo gente que apuntalo: “Mejor: Pensat i fet que están en valencia”; segundas risas. Podríamos seguir, pero no está el horno para bollos, veo los titulares que han dado de si estas jornadas (incluido el de las capacidades de escapista de Javier Arenas para actuar y desaparecer del evento sin cruzarse con un periodista) y me dan ganas de llorar: Esteban Gonzalez Pons: “Estamos cumpliendo nuestro programa y vamos a salir de la crisis”; Javier Arenas: "El Estado del Bienestar es la gran pieza que nos distingue del modelo anglosajón" y se resume en tres pilares fundamentales "educación, sanidad y pensiones"; Fatima Bañez: "Los jóvenes tienen que ser protagonistas en el debate de las pensiones porque es su futuro"; Cristóbal Montoro: "España es una democracia real y efectiva donde las instituciones funcionan". Mariano Rajoy: “…………… ¿?”. A estas alturas pueden dejar de reírse, a ellos les quedan tres años; nosotros ¿aguantaremos tanto? Ojala que no.



Miguel Angel Martín

lunes, 29 de julio de 2013

¿Dónde está Rouco?

Al Cesar lo que es del Cesar?
Antonio Maria Rouco Varela es el encargado en el territorio nacional (unidad de destino en lo universal) de velar por nuestras almas. Hasta finales de 2011, Rouco Varela era un asiduo de los medios de comunicación, sobre todo por su feroz ataque a la asignatura Educación para la Ciudadanía, y en su “cruzada” contra la modificación de la Ley del aborto que llevo a término el gobierno de Jose Luis Rodriguez Zapatero. Curiosamente a partir de finales de 2011 Rouco ha desaparecido de la escena mediática, ya no sale tanto, hasta tal punto que mucha gente piensa que se ha jubilado. Nada más lejos de la realidad, Rouco a sus 76 años sigue al frente de la Conferencia Episcopal Española. Muchos, entre los que se encuentran cristianos de base, han echado de menos en estos tiempos de crisis que alzase su voz casi al mismo tono que las críticas al anterior gobierno, para arremeter contra el sistema financiero que está dejando en la cuneta a gran parte de la sociedad española, con la misma fiereza con la que arremetía contra la asignatura que pretendía hacernos conocedores de nuestros derechos y deberes como ciudadanos. Lo cierto, es que pocas referencias podemos encontrar en las hemerotecas referidas a los casi seis millones de desempleados;  al drama diario de los desahucios, a la situación de pobreza en la que han caído más del 30% de la sociedad española; del drama de los inmigrantes sin derecho a la sanidad; de los dependientes a los que se ha dejado sin derechos; del desmantelamiento de los Servicios Sociales Municipales; del aumento de las tasas universitarias y el empeoramiento de la enseñanza pública; de la privatización de la sanidad etc… Es curioso que ante ese Tsunami Neoliberal que amenaza con hacer desaparecer los avances sociales del Siglo XX, su eminencia tenga tan poco que decir, excepto rezar por los desahuciados. Pero, cuidado! Que nadie piense que Rouco ha estado ocioso, en todo este tiempo ha tenido mucho trabajo cerciorándose que Wert recogiese todas las “sugerencias” de la jerarquía católica en materia de educación, y animando al Ministro de Justicia (para ricos) a convertir los derechos de la mujer en otros de los que pasaran a la historia. Rouco es de esos religiosos que se mueven mejor en una sociedad donde la línea que separa Estado y Religión no está bien definida. Y sobre todo de una sociedad donde la labor social y educativa de la iglesia no es subsidiaria, sino donde es la primordial, la única. Donde la caridad sustituye a los derechos. No solo vuelve la España del XIX para el cuerpo, sino que también para el alma y ahora encima sin purgatorio.


Miguel Angel Martín

martes, 16 de julio de 2013

Embudos y Caciques

Canovas y el embudo
“Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelaran, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema.”
1984 – George Orwell

No solo tenemos en la nevera pechuga de pavo y refrescos light, sino que cada día nos movemos en un sistema político, en una democracia baja en calorías e intensidad, que día a día muda su piel dejándonos ver el esqueleto de un sistema que no ha evolucionado mucho desde Cánovas y Sagasta. En 1881 se diseño un sistema bipartidista de alternancia entre estos dos políticos, que nos recuerda en demasía el sistema electoral diseñado tras la muerte del dictador. Caciquismo incluido. Hay que ser justos y reconocerle al Neoliberalismo sus éxitos. Y entre ellos la creación y difusión de ese metalenguaje que consigue que hasta en los comedores sociales se escuche que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. En este viaje en el tiempo que nos ha propuesto el PP, se están deconstruyendo más de 130 años de avances en derechos políticos, sociales y culturales. En los dos últimos años PP y PSOE han convertido la ya desactualizada Constitución del 1978 (Ningún nacido a partir del 7/12/1957 ha votado la constitución de 1978. El 52% de la población), en papel mojado con la última modificación “exprés” del Art.135 que prioriza el pago de la Deuda Pública (incluye el dinero puesto para salvar la banca) a cualquier otro como la Sanidad o la Educación públicas. A partir de 2012, el PP ya en solitario ha iniciado la mayor “Contrarreforma” de la historia de España, quizás solo comparable a la restauración del absolutismo en 1814. Se han dado pasos atrás en Justicia, Educación, Sanidad, Dependencia, Pensiones, Servicios Sociales, y ahora la Administración local. El denominador común de todas estas contrarreformas es la sustitución de derechos de ciudadanía por prestaciones puntuales. Es decir cambiar un modelo del Bienestar Social por un modelo liberal de carácter residual. Este nuevo Sistema-Embudo ha bajado tanto el nivel freático de este país que ha dejado a la vista el Caciquismo Inmortal, algo a lo que Joaquin Costa denomino “la verdadera Constitución de España”. Residuo del feudalismo y medio de control en provincias y pueblos, comprando lealtades y malversando fondos públicos para fines privados en una tupida red de corrupción e influencias de la que Luis Bárcenas es solo la punta del Iceberg. Este sistema solo lo perpetúa la ignorancia y la apatía socio-política. De la ignorancia se encarga Wert, pero lo de la apatía es cosa tuya.
                                                                                                                              Miguel Ángel Martín

La Ley del Embudo 2.0

Ir a Norma afectada

martes, 2 de julio de 2013

Apparátchik

Datos Elecciones Andaluzas 2012
Es curioso como el neoliberalismo ha ido adoptando ideas y formas de proceder del bloque soviético y las ha ido integrado en su Know How  más básico. Los soviéticos acuñaron el término Apparátchik para referirse coloquialmente a un profesional del Partido Comunista o la administración soviética a tiempo completo, trabajadores del aparato que normalmente eran cambiados de un puesto a otro con una formación escasa o inexistente acerca de sus nuevas responsabilidades. 

Es sorprendente comprobar la cantidad de diputados, senadores, diputados autonómicos, diputados provinciales o concejales de cualquier partido político que encajan en esa definición de la extinta URSS. ¿Quién no conoce a alguien que su único merito ha sido militar en un partido político? Claro que la otra cara de esta historia es desprestigiar la política. Erramos el tiro. El problema no es la “política”, es este sistema político que prima a las castas a través de partidos políticos a los que define como intermediarios. La principal conclusión que por responsabilidad debemos sacar de esta brutal crisis es que la “política” no hizo su faena, y se hinco de rodillas ante el Imperial poder financiero. Desregulación, tras desregulación han provocado el escenario actual. En otros tiempos la falta de política se lleno de populismo que no trajo nada bueno, saldándose esa época con mucho sufrimiento. Por respeto a las víctimas de aquella época, debemos evitar que ocurra lo mismo. No es tiempo de caudillos, salvadores o trovadores que en cada pueblo critican al de al lado. 

Es tiempo de POLITICA. Los partidos políticos deberían hacer una profunda reflexión, especialmente los de izquierdas, el “clientelismo” y la “casta” parecen estar en el ADN de un sistema político que se ha mostrado incapaz de gestionar el Bien Común, por lo que, urge su transformación a favor de más democracia, más participación, más interés general; menos “profesionales”, menos intermediación. No necesitamos ninguna Nomenklatura, ni delegados del poder económico que gestionen sus intereses. Necesitamos por un tiempo limitado y sin privilegios, gente corriente que crea en el bien común, que la sociedad existe, que somos nosotros y que siempre nos ha ido mejor cuando hemos ido todos juntos. El reto es complicado, pero a la vez es muy sencillo, quizás lo que más cueste sea empezar, de lo contrario el modelo neoliberal se implantara de una manera aplastante llevándose por delante lo que no le interese: nosotros y nosotras.


Miguel Angel Martín

martes, 18 de junio de 2013

La Diligencia

La Diligencia (1939) de John Ford
A pesar del título, no voy a hablarles de John Ford, ni de John Wayne, aunque algo de esto tenga que ver con el peor cine de Serie “B”. Voy a hablarles de un personaje que podría haber tenido un buen papel en La Diligencia (el banquero), me refiero a José de la Cavada, responsable de relaciones laborales de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), este buen hombre el pasado lunes criticó los cuatro días de permiso que el Estatuto de los Trabajadores otorga por el fallecimiento de un familiar de primer grado cuando es necesario pernoctar, "porque los viajes no se hacen en diligencia". He de reconocer que a la decima de segundo me vino a la cabeza la cantidad de gente que se quedo esperando su avión cuando Díaz Ferrán, ex Presidente de la CEOE, los dejo en tierra, el día que hizo quebrar su empresa y se los llevo “crudos”. También me acorde de Arturo Fernandez, Presidente de la patronal madrileña y Vicepresidente de la CEOE, acusado por algunos de sus ex trabajadores de cobrar en negro más del 50% de sus salario, o de sus deudas con la Hacienda Pública. Y por supuesto me acorde de la multa de 25.000 euros que la Inspección de Trabajo impuso al propio José de la Cavada, responsable de relaciones laborales de la CEOE y parece que nuevo vocero mediático de la “caverna”. Es curioso ver el listón tan alto tiene la CEOE para aportar ideas al debate sobre las relaciones laborales, y es curioso que hagan referencia a La Diligencia, gran pelicula, donde la trama que subyace es la captura de un banquero ladrón y corrupto.

Joaquin Estefanía el pasado domingo en El País retomaba el concepto de Elites Extractivas acuñado por los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson, el concepto no está mal y es discutible en muchos aspectos, pero aquí ya tenemos el nuestro, que encaja perfectamente y cada día esta más actualizado y renovado, me refiero al concepto de "Cacique", por cierto coetáneo con el de Diligencia. El medio de trasporte preferido por el pensamiento de la CEOE. Estefanía se declaraba asombrado de cómo el foco de la responsabilidad de la crisis ha pasado del mundo financiero al de la Política, que hoy por hoy es el que está siendo culpabilizado por la gran mayoría de la ciudadanía. Es cierto que la crisis se ha consumado en el mundo financiero, pero no es menos cierto que gracias a la dejadez de una clase política excesivamente permeabilizada a los lobbys económico-financieros. Los ciudadanos y ciudadanas no votamos banqueros, votamos personas para que defiendan nuestros intereses, otro debate es si votamos a la zorra para guardar el gallinero, consciente o inconscientemente. Por lo tanto es lógico que se culpabilice a la política, lo que no es lógico es que los que se han aprovechado de una manera voraz, no solo salgan de rositas, sino que se permitan dar lecciones de austeridad y esfuerzo.

La magnifica segunda parte del Informe Lugano de Susan George, nos avisa de una cuestión a la que no estamos dando la importancia que merece, me refiero al cambio de paradigma que se está produciendo, de un Modelo Ilustrado a un Modelo Elitista Neoliberal. Hablar de paradigma significa que un modelo ha triunfado sobre otro ocupando todo el espacio intelectual y cultural. Y los cambios de paradigma implican resistencia, dolor y conflicto. No sé si estamos en eso o casi, quizás si algún día nos sorprende alguien en la panadería o el mercado reproduciendo este dialogo del banquero corrupto de la Diligencia “¡El gobierno no debe intervenir en los negocios! ¡Reducir impuestos! Nuestra deuda nacional es algo asombroso ¡Más de 1.000 millones anuales! ¡Lo que necesita este país es un hombre de negocios como presidente!.... “, quizás en ese momento ya estemos en el nuevo paradigma.


Miguel Angel Martín


miércoles, 5 de junio de 2013

GALMED

2013
Siete mil ciudadanos/as decían los medios que habían asistido a la manifestación en apoyo a Galmed que se realizo el pasado día 24 de mayo. Yo vi más, vi un profundo poso de nostalgia; miles de sueños y una buena cantidad de recuerdos. Recorrer de nuevo las calles del Puerto ante la amenaza al futuro siderometalúrgico, plantea muchas preguntas. A las que no es fácil dar respuestas, mientras a tu lado con el cabello ya canoso va tu amigo, con el que corrías en 1983 delante de los guardias en Madrid o en los cortes de la A7, guardias que a nosotros no nos tocaron grises, nos tocaron marrones (seria el preludio de una época). Junto a él, mujeres y hombres en los que ves la misma mirada de preocupación que hace tres décadas viste a tus padres, miradas sin futuro. Tampoco falta el digno caminar de los que no se rindieron entonces y tampoco lo hacen ahora. Sin embargo ¿Qué nos separa de los años 80? ¿En que nos hemos despistado? ¿Con que nos han entretenido?

El 24/5 había mucha gente en las calles, muchas eran las mismas de las últimas manifestaciones en defensa de la Sanidad y la Educación Publicas o en contra de los recortes en la Dependencia o contra la Reforma Laboral más salvaje de la historia. Otras muchas no. Y da la impresión que en este pueblo, durante los últimos treinta años, nos despistaron, nos hicieron creer que todo es relativo, que hay cosas pasadas de moda, nos hicieron vivir la ilusión de la clase media y nos olvidamos de lo que somos: un pueblo de trabajadores, inmigrantes,  hijos de inmigrantes o nietos de inmigrantes. Pero sobre todo trabajadores. Pasamos de luchar en las calles para disponer de un Hospital, porque la gente moría en ambulancias camino del Hospital la Fe de Valencia, a hacer mutis por el foro mientras nos privatizan la Sanidad Pública y volvemos a hacer treinta kilómetros para ir a la Clínica Quirón; Nuestra educación es fruto del esfuerzo de nuestros padres para que pudiésemos estudiar y tener un futuro, algo que solo puede garantizar la Educación Pública; y ahora se nos hacen los “ojos chiribitas” si podemos llevar a nuestros hijos a un colegio privado en ingles construido en suelo público o a un concertado religioso cuando no pisamos una iglesia ni en las bodas. Pasamos de participar activamente en la vida social y política a “delegar” demasiado en otros, e incluso a creer que los que defienden los intereses de Emilio Botín también defienden los nuestros, ya lo dijo Cospedal en 2011 “Los trabajadores que este tranquilos, que aquí está el PP para defenderlos”.

Ahora después de treinta años, defendemos el futuro de 165 trabajadores, sus familias y los más de mil puestos de trabajo indirectos; defendemos el futuro y la dignidad de un pueblo de trabajadores; defendemos un futuro donde la salud, la educación, el trabajo y el cuidado de los más débiles no sea un privilegio. Al fin y al cabo somos lo que defendemos y eso no es poco. GALMED es algo más.


Miguel Ángel Martín


1984

miércoles, 22 de mayo de 2013

Solo es una variable


El futuro se nos escapa
El día que nuestra sociedad dejo de pensar en el bien común; el día que rompimos nuestro pacto social entorno al reparto de la riqueza; el día que el cuidado de los más débiles no nos pareció algo prioritario; el día que los trabajadores asumimos que lo importante del gato no es el color sino que cace ratones, ese día, cuestiones como el desempleo, pasaron de ser un drama, a ser una fría y gris variable económica. Con este discurso tecnocrático, nuestros mandatarios renuncian así a luchar por el Pleno Empleo, y este dato no es casual, ya que hablamos del objetivo supremo de un Estado del Bienestar. En plena voladura “descontrolada” de los pilares del Estado del Bienestar, parece evidente que la lógica Neocon, nos advierta que el edificio está a punto de hundirse del todo, sepultando a los más débiles. Vuelve el Darwinismo Social, vuelve la caridad y cualquier día Ana Mato hará una Ley de Pobres que regule el estatus de pobre para evitar intrusismos, incluso es posible que la anuncie delante de unos cañones de confeti.

El objetivo estratégico es eliminar el concepto Derecho Social. Tras las detonaciones en la Sanidad Pública, en la Educación Pública y en los Servicios Sociales (especialmente en la Ley de Dependencia); le llega el turno al Sistema Público de Pensiones.

El PP ha creado una Comisión con doce expertos “independientes”, de los cuales solo tres son conocidos defensores del sistema público, el resto son personajes vinculados a las FAES o a UNESPA, patronal de los seguros, y a servicios de estudios de bancos como el BBVA o el Santander. Como dijo el diputado de IU-IC-CHA Joan Coscubiela “La ministra Báñez ha encargado a los expertos de la Pepsi que le planteen la reconversión de la Coca-Cola”.  La propuesta que ya han lanzado no es solo la de desvincular la actualización de las pensiones con el IPC, con la consiguiente perdida de poder adquisitivo, sino añadir algo que llaman factor de sostenibilidad”, y que vincularía la cuantía de las pensiones no sólo a la esperanza de vida sino también al PIB y los salarios, vamos lo que viene a ser una bajada automática de las pensiones en épocas de crisis como la actual. En teoría esta reforma, iniciada por el PSOE en 2011, debería introducir el “factor de sostenibilidad” a partir de 2032, pero este pastel es demasiado grande, y deben empezar por la guerra psicológica que consiste en trasladarte el mensaje para que pienses en tu futuro y te hagas un plan privado para complementar tu pensión.

Conviene en este punto recordar la quiebra del Fondo de Pensiones Calpers, que gestionaba las pensiones de los funcionarios del estado de California en 2010, en un principio los responsables del fondo culparon a la mayor esperanza de vida y a que las muertes son más lentas (A que os suena), sin embargo Calpers perdió millones de dólares invirtiendo en el sector inmobiliario (en 2006 anunciaron que invertían 135 millones en operaciones inmobiliarias en la costa española) y trabajando con Goldman Sachs.

El PP quiere ir hacia un modelo de protección de tres patas, aconsejado y orientado por las propias aseguradoras: 1) una pensión mínima de gestión pública directa; 2) otra pública de gestión indirecta a través de las empresas; 3) y por ultimo otra opcional que contrataríamos directamente con aseguradoras privadas.

Así que querida generación del Baby Boom y allegados, si no lo impedimos esto es lo próximo. Al fin al cabo según Victor Perez-Díaz presidente del Comité de Expertos “El actual sistema de pensiones está pensado para las rentas más bajas”. Si os consuela, para ellos nuestra futura precariedad y pobreza quizás solo sea una variable.

Miguel Angel Martín

jueves, 9 de mayo de 2013

Negocios privados sobre ruedas públicas


Donde tú ves un gran atasco, ellos ven un gran negocio
Hace ya algunos años que las diferentes administraciones publicas se dotaron de herramientas para el control del tráfico en carreteras y ciudades. Los conceptos han ido evolucionando y desde una cuestión únicamente punitiva y sancionadora se paso a otras de carácter más integral y preventivo: Las Grúas Municipales no solo recogían a los aparcados en doble fila, sino a aquellos que de manera incívica aparcaban sobre las aceras o en los pasos de cebra dificultando el transito de ciudadanos de a pie o de otros con dificultades de movilidad; las Zonas Azules en principio eran medidas disuasorias para acercarse el centro de las ciudades con el vehículo particular, iban acompañadas de medidas favorecedoras del trasporte público urbano; Las ITV se diseñaron para garantizar que los vehículos que circulaban por nuestras carreteras y calles se encontraban en condiciones optimas de circulación, garantizando así la seguridad de todos y todas. En el principio de todo, estos servicios fueron diseñados desde lo público y gestionados por lo público.

Pero llego un momento, en el País Valencia coincidió con la llegada del Zaplanismo al poder, en el que este paraíso del liberalismo en que se convirtió nuestro país, decidió que todo se podía poner en manos del mercado. Las ITV se privatizaron, (que se lo digan a la familia de Cotino), las Grúas Municipales también, las Zonas Azules también e incluso se ampliaban, no por formar parte de un Plan de Movilidad Municipal sino por recomendación de la propia empresa privada que las gestionaba.

Por lo tanto se perdió el objetivo original, el puro negocio desvirtuó el uso. Ahora que tanto gusta poner ejemplos sobre la economía familiar, ninguna familia cedería a otros un negocio del que pudiese ganar el 100% para ganar solo un 20 %. Pero cuestiones crematísticas aparte, que son importantes en la gestión de lo público, la puesta en el mercado hace que se desvirtué su creación y su objetivo. Lo importante ya no es racionalizar el tráfico y pacificar nuestras ciudades, lo importante es recaudar. Y lo más grave, las empresas concesionarias son las que a partir de ese momento marcan la pauta, incluso de las subidas de tarifas, con el beneplácito de los amantes de la mano invisible. Si que importa el color del gato, y sí caza ratones para sobrevivir o por vicio. Si esto importa en la gestión del trafico de una ciudad, imagínense cuando se habla de la Sanidad, la Educación o nuestras Pensiones.

Miguel Angel Martín

martes, 23 de abril de 2013

La política perdida


La calle en 1977
La política de partidos nacida en la denominada Transición Española, hace tiempo que murió. Creo que el mismo día que se legalizo el PCE, que si no me equivoco fue el jueves santo de 1977. Durante esos días las élites económicas del país consiguieron instaurar una transición Gatopardista, integrando con la generosidad de los vencedores a los opuestos. Tan necesarios como ellos para legitimar el nuevo sistema. Pero a la Izquierda, a cambio de aceptar ese nuevo sistema, se le exigió un sacrificio: la calle. La política era demasiado complicada como para que pudiese entenderla cualquiera. Era mucho mejor abandonar cualquier ejercicio de democracia participativa y optar por una élite comprometida y escogida, eso si cada partido elegiría la suya, que dirigiese los asuntos del país y llegase a los “consensos necesarios” para acometer las grandes reformas…

La POLÍTICA con mayúsculas murió, y se instauro otra. Una de intermediarios, de profesionales, de oportunistas, de asalariados que año tras año ocupaban el mismo escaño. Política de la que no se salvo ningún partido. Desde entonces todos “estos”, como diría acertadamente el historiador José Álvarez Junco, han hecho una interpretación dominante del pasado que ha convertido la Transición en algo así como Sagrado y la Constitución como las Tablas de Moisés esculpidas en piedra. Algo que nos da ineludiblemente su visión del presente, una visión en la que parece que lo suyo es un mal menor pero necesario, mientras se arrodillan ante el poder económico.  

Ahora nos toca a la ciudadanía recuperar la política perdida, la que dejamos en sus manos, pero no para hacer lo mismo, renovar partidos con ejemplares Estatutos que siempre contienen una letra pequeña para eternizar a los cargos públicos. Sino para establecer una nueva ética política, un nuevo sistema que recupere el Bien Común y la política como herramienta para conseguirlo, mantenerlo y protegerlo. Una política sin zombis, sin profesionales, sin “clase política” solo con ciudadanía activa e implicada. ¡Urge hacerlo!, los populismos ya están llamando a la puerta y ya sabemos lo que nos trajeron el siglo pasado. Recuperemos la política perdida.


Miguel Angel Martín

miércoles, 10 de abril de 2013

Margaret y la laca

Augusto and Margaret
Me siento decaído y muy culpable; las noticias no cesan de recordarnos que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades; que nos hemos endeudado hasta las trancas por tener una vivienda digna; que somos unos relajados si estamos en el paro y unos privilegiados Insiders, como diría Vicenç Navarro, si aun lo conservamos; que somos unos ignorantes por no entender que las Preferentes eran un producto de riesgo creado para grandes especuladores financieros; que somos responsables del hambre en el mundo por tirar una berenjena y dos yogures caducados; que si pensamos que la ley hipotecaria es injusta y reclamar el derecho a la vivienda somos filo terroristas; ante todo esto me siento sobre todo muy preocupado por mi padre. Creo que cualquier día Pedro Piqueras, esbozara una media sonrisa al dar la exclusiva de que la Interpol ha detenido al responsable de nuestra Gran Recesión, apareciendo tras él la foto de mi padre sonriente en la primera comunión de mi hermano a mediados de los años setenta.

Curioso que casi por aquella época se iniciaba la revolución neoliberal que liderarían Reagan y la recientemente fallecida Margaret Thatcher, algo que Paul Krugman ha denominado como la “gran divergencia”. Ese momento de nuestra historia en el que no nos dimos cuenta que la sociedad no siempre progresa en el orden económico y social, sino que también puede ir hacia atrás. Tras la ruptura del pacto social implícito que se produjo tras la II Guerra Mundial, quien le iba a decir a mi padre que pocos años después de aquella foto se enfrentaría como tantos otros compañeros a la Reconversión Industrial,  una de las primeras decisiones de la Europa del Acero, luchando por mantener el futuro de sus trabajos y su pueblo; mucho menos podía imaginarse que unos pocos años más tarde estaría viendo como la sanidad ya no es universal;  que sus hijos tendrán que jubilarse muchísimo más tarde que él, y que sus nietas posiblemente no conocerán el sistema público de pensiones, a no ser que estudien en la universidad algo que será mucho mas inaccesible de lo que les fue a sus padres.

En fin, parece que aquella revolución Neoliberal nunca existió, quizás Margaret Thatcher ( a la que por cierto deseo haya ido a parar al mismo lugar que desee para su buen amigo Augusto Pinochet), a base de hacer un par de Sálvame de Luxe, pase a la historia como aquella dulce ancianita que anunciaba laca para el pelo. La culpa de todo no solo la tiene Yoko Ono, nosotros insensato 99% de desheredados, ilusamente creímos el sueño de la igualdad, de la justicia y de la libertad. Y tanta candidez tiene un precio.

A mi querida generación, que no teniendo bastante con llegar tarde a todas partes, ahora vamos a presenciar el viaje a ninguna parte de nuestros hijos, siempre nos quedara Sara Montiel y cantar “El día que nací yo, que planeta reinaría / Por donde quiera que voy, / que mala estrella me guía”. O eso, o salir a la calle a cantarle las cuarenta a alguien.

Miguel Angel Martín

martes, 26 de marzo de 2013

SI se puede, pero NO quieren


Claro que se puede modificar una ley hipotecaria que en lugar de proteger al banquero, proteja a la ciudadanía y garantice el derecho a la vivienda; Claro que se puede modificar la última Ley Hipotecaria española de 1909, (ojo he dicho Ley Hipotecaria), y que se diseño en un  periodo en el que había que proteger a la banca que era la que ponía y quitaba procuradores a Cortes (El primer Diputado del PSOE fue Pablo Iglesias en 1910), en aquella época no hacía falta disimular; ahora todo es distinto, es más discreto. 

Los partidos políticos según los últimos datos del Tribunal de Cuentas (2007), deben en ese año 226,7 millones de euros a la banca. Según informaba el diario El País en 2005, de 1993 a 2002 la banca condono al PSOE 17,9 millones de euros y al PP 2,8 millones de euros. Curiosamente en ese mismo periodo el PSOE recibió en donaciones 1,8 millones de euros y el PP 17,4 millones de euros. Qué casualidad suman casi la misma cantidad; quizás estos datos den algo de luz a las reticencias por abordar desde un perspectiva cívica y garantista la ley hipotecaria y el derecho a la vivienda tanto en gobiernos del PSOE como del PP.

La esperanzadora existencia de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y su trabajo diario, ha puesto en evidencia las carencias democráticas de un país que ha mantenido un sistema caciquil a través de una partitocracia que actúa como un autentico cancerbero que defiende ferozmente la portería de los Bancos. Importándoles poco, lo que pasa con la ciudadanía. 

La última campaña de este colectivo, la que pretende que se tenga en cuenta la Iniciativa Legislativa Popular presentada por la PAH, y que no se desnaturalice en el parlamento a base de enmendar todo, menos el titulo; ha removido a la derecha mediática y a la progresía decimonónica. Parece ser que un Diputado puede adoptar en el parlamento decisiones que van en contra de su propio programa electoral, o de los intereses de la gran mayoría de la ciudadanía. Decisión que es posible que envíe a la puerta de muchos ciudadanos a varias furgonetas de antidisturbios perfectamente pertrechadas, un secretario judicial y un cerrajero; pero la ciudadanía afectada no puede ir a la puerta de la casa de un Diputado a contarle de primera mano lo que pueden ser las consecuencias de sus decisiones. Se argumenta el derecho a la intimidad, a la propiedad privada; pero ¿qué pasa con los derechos sociales? (Vivienda, Sanidad, Educación, Trabajo…). Esto se ha roto. Ante tanto fantoche: escrache.

Miguel Angel Martín

martes, 12 de marzo de 2013

Distopía no es una enfermedad ¿o quizás si?

Distopía

Distopía, efectivamente no es un defecto de refracción del ojo, ni un fenómeno que da un color diferente al iris, no tiene  nada que ver con la vista. Ni tampoco con la enfermedad. A no ser que vivir una realidad opuesta a la de una sociedad ideal, pueda considerarse como una enfermedad social. Efectivamente Distopía es el antónimo de Utopía. A nadie se le escapa que estamos asistiendo a la construcción de esta antiutopía. Nuestra cotidianidad asiste al desmantelamiento de la Utopía Ilustrada. Todos tenemos la sensación de que día tras día nuestra sociedad, que parecía que solo podía avanzar y evolucionar, no solo se ha estancado, sino que está retrocediendo. Casualmente este mes de mayo se cumplen veinte años de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de Viena donde se fusionaron los derechos civiles y los sociales; declaración en la que se reconoce en su Art.-5, la indivisibilidad, interdependencia y universalidad de los Derechos Humanos. Es posible que en mayo casi no recordemos que en los dos últimos años, y especialmente en este último, hemos pasado de disfrutar de nuestros derechos sociales y culturales de carácter universal a: Un ataque sin precedentes a la educación pública dañando su calidad y limitando su universalidad; a la práctica desaparición de fondos destinados a la cooperación; de una sanidad pública y universal a otra de carácter corporativista; a una cultura inaccesible a la que se la ve como solo como un negocio; de una legislación laboral que protegía al débil a otra en la que pretende tratar como iguales a los que no lo son; de unos servicios sociales para todos a otros solo para “pobres” y como dijo Olof Palme “un servicio para pobres, será siempre un pobre servicio”. Este panorama no es nuevo, ya paso en la Gran Bretaña de Margaret Teacher donde en el año que llego al poder había un 9% de población en la pobreza y en 1990 cuando dejo de ser primera ministra los pobres representaban el 24%. Lo que está pasando no es una catástrofe es pura ideología. Una ideología cuya Utopía es justo lo contrario de la nuestra, su sociedad soñada es la antítesis de la nuestra, ellos son nuestra Distopía, que no es una enfermedad. ¿O quizás si?
Miguel Angel Martín